El consumo medio de los hogares se ha visto incrementado, por dos motivos claros, aumento del tiempo que pasamos en nuestro hogar, y por tanto el aumento de las actividades que ejercemos en el, teletrabajo, manualidades, juegos y cocinar entre otros muchos.

La parte positiva, es que el sector industrial ha disminuido drásticamente su producción y por tanto el sector energético doméstico puede recoger esa minoración. No obstante, eso no significa que nos afecte a los consumidores, esa bajada, ya que los precios están pactados en cada renovación con la compañía energética.

  • Según los datos facilitados por la Red Eléctrica de España, el consumo de electricidad en los hogares está registrando incrementos de entre 15 y 22%, aumentando así el importe de las facturas de los consumidores domésticos.
  • En cuando al consumo de alimentos, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se observa un incremento del 22.2% donde la gran mayoría se decanta por la compra online. Además se incrementa la adquisición de productos que habitualmente se consumen en bares y restaurantes con un aumento del 50% como cerveza, vino, snacks o frutos secos.
  • Las compras por Internet han tenido un crecimiento en las últimas semanas que ronda el 84%. Durante los días de Semana Santa, se detectaron algunas subidas puntuales de precios en determinados productos.
  • En cuanto al uso de Internet, durante el tiempo del confinamiento, los españoles pasamos un 47% de nuestro tiempo conectados a Internet, lo que representa un incremento del 7% respecto a una semana normal previa a la crisis de coronavirus.

Ver informe completo