¿Sabías que el 15% de los hogares sufre algún problema doméstico al año?, y la indemnización media por dichos accidentes domésticos ronda los 384 euros. Así lo revela un estudio de Línea Directa.

Por tipo de siniestros, según los datos de ICEA, el 32,9% de los siniestros de hogar corresponden a daños por agua, seguidos por la rotura de cristales (19,3%), los servicios de asistencia (10,8%), los daños causados por fenómenos atmosféricos (6,9%) y robos o daños por robos (6,7%).

Por tanto veamos que tenemos que revisar cuando os adjunten la propuesta. Por cierto siempre mejor muchas propuestas, pero ten en cuenta que consume una media de 3 días de gestión por entidad (contacto, datos, propuesta, llamadas insistentes al decirles no,etc…).

Para poder analizar, compara manzanas con manzanas, póliza con póliza. Parámetros de la vivienda y uso de la vivienda. Por ejemplo, si eres propietario o inquilino, para asegurar cada cobertura con los valores que correspondan (valor a reposición, a primer riesgo…).

Haz un inventario previo orientativo,  te permitirá dar un valor lo más ajustado posible a la realidad.

Fíjate en las diferencias. Casi todas las pólizas de hogar del mercado son muy similares en cuanto a coberturas y las principales diferencias suelen encontrarse en:

  • La garantía de atraco fuera del hogar.
  • Daños estéticos: unos cubren al continente y contenido, y otras sólo al continente.
  • Daños eléctricos.
  • Garantías complementarias: como bricolaje, asistencia informática…

Comprueba que entiende cada compañía por el concepto “joyas”. Ya que puede dar lugar a que en caso de siniestro no haya cobertura por desconocimiento o mala interpretación de lo que cada aseguradora considera objeto codiciable.

Comprueba que interpreta cada aseguradora por “objetos de valor especial”. Al igual que ocurre con las joyas, para evitar sorpresas es importante que tengas claro que entiende cada compañía por este tipo de objetos de “valor especial´´.

Informa de si dispones de protecciones frente a robo para poder beneficiarte de algún descuento. Con protecciones frente a robo nos referimos a si la casa dispone de puerta blindada, rejas, alarma… Con ellas te puedes beneficiar de algún tipo de descuento variable según las Aseguradoras. Aunque muchas veces estas protecciones no solo son válidas para descuentos pero sí determinantes para asegurarte el riesgo o no.

También te puede ayudar nuestra comparativa.